Noticias · News

Aprobada la Directiva de Copyright para ampliar la protección de los derechos de autor

Tras el gran debate generado por las medidas planteadas en la Directiva de Copyright, finalmente, tras aprobarse su reforma, fue adoptada por los Estados miembros el pasado mes de abril para adaptar la normativa de derechos de autor a un entorno digital cambiante y transfronterizo. En este sentido, la Directiva de Copyright pretende, a grandes rasgos:

– armonizar y ampliar la normativa de los diferentes países de la Eurozona en materia de protección de los derechos de autor;
– estimular la creatividad y producción de contenidos;

Para conseguir estos dos grandes objetivos, las principales medidas planteadas se concentran en los artículos 15 y el 17:

El artículo 15 establece medidas para la protección de los derechos de autor de la prensa por el que, cuando una plataforma digital enlace contenidos periodísticos, compartiendo el título o el extracto de una noticia o una previsualización del contenido, tendrá que compensar económicamente a los editores del medio para poder mostrar sus contenidos. El límite de lo que se puede o no compartir se establece a través del tamaño del extracto compartido; es decir, no será necesaria dicha remuneración si se reproducen términos aislados o breves extractos del texto original. Sobre esta remuneración, los Estados miembros establecerán medidas para que los autores de las noticias publicadas en los medios reciban una parte adecuada del total que las editoriales de prensa recibirán por parte de los servicios de la sociedad de la información.

Como excepción al establecimiento de compensaciones económicas, no se aplicarán al uso privado y no comercial de las publicaciones de prensa por parte de usuarios individuales.

El artículo 17 establece medidas de control en el uso que los servicios digitales hacen de los contenidos protegidos por derechos de autor. De esta manera, para que los prestadores de servicios o plataformas digitales puedan compartir, ya sea por la propia plataforma o por los usuarios que la utilizan, contenidos online protegidos por derechos de autor deberán obtener una autorización a modo de licencia por parte del titular de estos derechos. En el caso de no obtener la autorización, los prestadores de servicio (plataformas digitales en su mayoría) serán responsables de los actos no autorizados de comunicaciones a excepción de los casos en los que demuestren que:

– han realizado grandes esfuerzos para obtener la autorización, a pesar de no haberlo conseguido;

– han bloqueado la carga o el acceso al contenido publicado en sus páginas web ante un aviso de infracción por parte del titular de derechos de autor y han establecido medidas para controlar la carga de este tipo de contenidos por parte de los usuarios que utilizan la plataforma;

Para determinar las sanciones asociadas a esta infracción se valorarán aspectos como el tipo de contenidos mostrados, la audiencia y la magnitud del servicio, teniendo en cuenta la repercusión y alcance que puedan tener los contenidos.

Además, los prestadores de servicios establecerán sistemas de resolución de reclamaciones rápidos y eficaces para que los usuarios de sus servicios puedan acceder a ellos de forma alternativa a la vía judicial, como una medida de protección extra, en caso de litigio cuando no puedan acceder o cargar determinados contenidos. También informarán de manera clara en las condiciones generales de sus plataformas sobre qué contenidos podrán compartirse y cuáles están protegidos por derechos de autor.

Los titulares de derechos de autor, por su parte, tendrán que justificar las solicitudes que hagan a las plataformas digitales para que retiren sus obras o contenidos.

Otras medidas que no han tenido tanta repercusión en los medios, pero que desde las instituciones europeas destacan como importantes son las incluidas en el artículo 18 al 22 para ampliar la protección de los derechos de autor.

En estos apartados se establece que los Estados miembros deberán garantizar:

– que los usuarios creadores de obras y contenidos protegidos reciban de forma periódica y, al menos una vez al año, información actualizada y exhaustiva sobre la explotación de sus obras/contenidos que además incluirá información sobre los ingresos generados y las correspondientes remuneraciones;

– que los creadores de contenidos protegidos reciban remuneraciones adicionales, adecuadas y equitativas, en los casos en los que el importe pactado previamente resulte ser demasiado bajo en comparación con los beneficios generados;

– que se establezcan sistemas alternativos de resolución de litigios de carácter voluntario para resolver conflictos en materia de derechos de autor;

– que el usuario cuyo contenido, trabajo u obras estén protegidas por derechos de autor a través de la concesión de licencias o cesión de derechos pueda revocarlas, completamente o una parte de ellas;

Próximos pasos

Los estados miembros tienen de plazo hasta el 7 de junio de 2021 para transponer la Directiva y por lo tanto para establecer medidas concretas que permitan dar forma a los requisitos planteados por la Directiva. Para evaluar su correcta implantación, la Comisión Europea realizará evaluaciones y una revisión completa antes del 7 de junio de 2026.

Admin Confianza OnlineAprobada la Directiva de Copyright para ampliar la protección de los derechos de autor

Related Posts