Noticias · News

Hacia un comercio electrónico sin fronteras

La Unión Europea ha aprobado un reglamento para acabar con las barreras geográficas que se imponen en las compras online, en función de la nacionalidad del comprador o de su lugar de residencia. Los tipos de bloqueos más comunes impiden comprar productos o servicios en otro país o, en el caso de que sí se pueda completar la compra, se obliga a pagar con un precio más elevado.

En cuanto a la forma de poner en práctica el conocido como geoblocking, lo más común es que la tienda online establezca barreras redirigiendo a sus clientes a páginas web del país del comprador, ofreciendo distintos precios en función de la nacionalidad. Para entenderlo con un ejemplo, imaginemos que una familia española quiere acceder a una oferta para ir a un parque de atracciones italiano, pero al intentar hacer la reserva les redirige a una web española en la que se les obliga a pagar un precio más elevado. En otras ocasiones, el bloqueo supone que directamente la web no permita la compra, sin ofrecer ninguna otra opción alternativa.

Con el objetivo de acabar con este tipo de desigualdades y restricciones en las transacciones electrónicas europeas, se han establecido nuevas reglas que permitirán al consumidor europeo comprar en la página que quiera, sin que se le bloquee o redirija a otra web.

  • Se prohíbe limitar el acceso a los usuarios o redirigirlos a otras webs, según su lugar de acceso, salvo consentimiento o motivo legal.
  • Se obliga a permitir el acceso a todas las versiones de la web, independientemente desde dónde se acceda.
  • Los ecommerce deberán establecer las mismas condiciones para todos los consumidores europeos, independientemente de su lugar de residencia o domicilio, una medida que afectará a:
    • La venta de productos tangibles. Las tiendas online que reciban un pedido de un consumidor europeo tendrán que venderle el producto, a pesar de que no tengan servicio de entregas en su país de origen, permitiendo y facilitando que el propio consumidor pueda realizar la recogida.
    • La venta de servicios electrónicos como por ejemplo cloud, hostingo alojamiento de datos.
    • La venta electrónica de servicios que se presten en un espacio físico, como reservas de alojamiento, alquiler de coches, conciertos, eventos o parques temáticos en los que consumidor se desplaza a otro país.
  • La obligación de ofrecer los mismos medios de pago a cualquier consumidor europeo.

Estas medidas no obligarán a las tiendas online a vender fuera de sus fronteras y tampoco contemplan una regularización de precios, pero sí tienen el objetivo de acabar con la discriminación en la compra de bienes y servicios en los casos en que no puede justificarse objetivamente, ya sea por obligaciones relativas al IVA u otras disposiciones legales.

En términos prácticos para el consumidor europeo, con las nuevas medidas será más fácil comprar productos de ocio como entradas de conciertos, espectáculos o parques temáticos y compras de moda. Sin embargo, quedan fuera de regulación las adquisiciones relacionadas con transporte o los contenidos que se encuentran protegidos por derechos de autor como lo son la música, las series, las películas, los videojuegos o la comercialización de acontecimientos deportivos. Para este tipo de contenidos será necesario realizar una normativa específica sobre la que todavía no se han conseguido acuerdos. El principal argumento de la industria cultural para mantener las restricciones y conservar sus licencias territoriales de exclusividad, es la supervivencia de sus modelos de negocio.

ANTECEDENTES

Para poder regular el sector del comercio electrónico de la eurozona, la Unión Europea realizó un estudio en mayo de 2016 en el que se analizaron más de 1.500 Ecommerce en 143 países y dentro de 8 sectores de bienes de consumo. Como principales conclusiones, se detectaron bloqueos geográficos en el 63% de las webs analizadas y se contabilizó que un 38% de los comercios online que piden datos de geolocalización de los clientes, los utilizan para aplicar bloqueos y restricciones.

PRÓXIMOS PASOS

Tras el acuerdo provisional al que han llegado el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre el Reglamento que pretende acabar con los abusos del bloqueo geográfico, tendrá que ser refrendado por la Eurocámara y el Consejo Europeo. Una vez que los estados miembros expresen su acuerdo, se prevé que la iniciativa entre en vigor en las Navidades del 2018.

 

 

 

 

 

Admin Confianza OnlineHacia un comercio electrónico sin fronteras