Noticias · News

Más protección para los consumidores europeos: normas de reparación colectiva

La Unión Europea trabaja en una nueva normativa que facilite medidas de reparación y aumente la protección de los consumidores ante incidencias colectivas, tanto a nivel nacional como transfronterizo. Esta conocida como Directiva de Acción Representativa se integra dentro del “Nuevo marco para los consumidores” y tiene el objetivo de incrementar la confianza del consumidor en el mercado digital para protegerlo frente a posibles prácticas ilícitas cuando afectan a un gran número de usuarios.

Gracias a este planteamiento que refuerza los derechos de consumo ante incidencias colectivas, las organizaciones y organismos de consumidores podrán representar y exigir medidas de reparación para solucionar problemas en sectores como la protección de datos, servicios financieros, energía, viajes, turismo, salud y telecomunicaciones.

Como requisito fundamental para que las entidades puedan llevar a cabo este tipo de representación, tendrán que ser independientes en su funcionamiento y sin ánimo de lucro;

Cumplidas estas exigencias, se clasificarán en dos tipologías:

– los que tienen capacidad de representación colectiva a nivel nacional y que por lo tanto cumplirán con la normativa del Estado miembro en el que se establecen;

– aquellos que pueden actuar a nivel transfronterizo y que se regirán por los criterios marcados en la Directiva;

El papel de los Estados miembros

En el proceso de adaptación de la normativa nacional a los criterios marcados por la Directiva sobre los mecanismos de representación colectiva, los Estados miembros tendrán la libertad de:

– Aplicar sistemas de inclusión o exclusión. En los primeros, será el consumidor el que de manera proactiva solicitará formar parte del proceso y, en el modelo de exclusión, se le incluirá como afectado y será él quien tendrá que expresar su deseo de no formar parte de las acciones que se lleven a cabo;

– Integrar las nuevas disposiciones dentro de los métodos que ya tengan disponibles;

– Determinar el número de consumidores afectados necesario para que se pueda aplicar, en base a la similitud que haya entre las reclamaciones recibidas;

– Establecer los criterios que deberán cumplir las entidades para ejercer su labor;

– Limitar las áreas de acción representativas de las organizaciones acreditadas para que se especialicen en determinados sectores;

Como acciones de obligado cumplimiento, los Estados miembros deberán:

– Evaluar periódicamente que los organismos de representación cumplan con los requisitos de independencia y transparencia necesarios para ejercer su actividad;

– Comunicar a la Comisión Europea su designación para que a nivel europeo se cree un listado público y actualizado de las entidades autorizadas;

– Garantizar que los organismos de otros Estados miembros puedan iniciar acciones de representación colectiva en un tercer país;

Ámbito de acción: defensa nacional y transfronteriza

Se considerarán acciones de representación colectiva transfronterizas aquellas en las que la entidad representativa acreditada realice la acción en otro Estado miembro, diferente en el de su designación, y se definirá como una representación nacional la que se lleva a cabo en el mismo Estado en el que el organismo ha sido nombrado.

Sistema de reparación

Frente a incidencias colectivas, la Directiva contempla medidas de compensación, reparación, reemplazo del producto, reducción de precio, finalización del contrato o reembolso del importe abonado.

Próximos pasos

Como próximos pasos, la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo iniciarán una fase de negociación para la aprobación del texto definitivo que, una vez que entre en vigor, tendrá un plazo de 30 meses para su transposición a la legislación nacional. 

Admin Confianza OnlineMás protección para los consumidores europeos: normas de reparación colectiva

Related Posts