Noticias · News

Mejoras de la normativa europea para simplificar la regulación del Comercio Electrónico

Dentro de las medidas adoptadas por la Unión Europea para optimizar y modernizar los derechos de consumidores y empresas europeas, destacan las modificaciones de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 2011/83/UE.

Los principales cambios aclaran los conceptos y el tipo de información que se debe incluir en los contratos relativos a compras y contrataciones online, además de importantes modificaciones sobre el derecho de desistimiento. En concreto se incluyen:

– Una definición más clara del mercado en línea en el que se establecen contratos online entre empresas y consumidores.

– La información mínima que se debe incluir en los contratos en el mercado online, como:

Los parámetros que se utilizan para clasificar las ofertas que aparecen cuando se realiza una búsqueda de bienes, servicios o contenidos digitales;

Si el contrato se somete a la legislación de la Unión Europea en materia de protección de consumidores;

Además de la responsabilidad que recaiga en el propio mercado online en el que se desarrolla el contrato, también deberá mencionarse expresamente quién es el comerciante responsable de garantizar la aplicación de los derechos de los consumidores.

– La posibilidad de que la empresa retener el reembolso hasta haber recibido la devolución del artículo, cuando se ejerce el derecho de desistimiento. Únicamente se debería devolver el importe antes de recibir el producto cuando se haya especificado así en el propio contrato.

– Excepciones al derecho de desistimiento cuando:

Se trate de contratos en los que el servicio se haya realizado completamente o cuando la ejecución se haya iniciado con el consentimiento expreso del consumidor;

No se hayan respetado los plazos para ejercer el derecho de desistimiento y, por lo tanto, el consumidor haya tenido el producto más tiempo del necesario para comprobar las características y el funcionamiento del mismo.

– Cambios en el concepto y la forma del formulario necesario para ejercer el derecho de desistimiento:

Este mecanismo se define como una notificación expresa e inequívoca de la decisión de finalizar el contrato;

Debe contener los siguientes datos del consumidor: nombre, dirección geográfica y medios de contacto (teléfono o correo electrónico);

Debe informar de una posible retención del importe hasta que el empresario reciba el producto, siempre que no se haya indicado lo contrario en el contrato;

Se tiene que dirigir a la entidad con la que se quiere ejercer el derecho, cumplimentando el nombre de la empresa, su dirección física y de correo electrónico.

Adicional al material de apoyo para las empresas, la Unión Europea pone a disposición de los consumidores una plataforma en la que podrán resolver sus dudas sobre el ejercicio de sus derechos en las contrataciones online, principalmente sobre desistimiento y garantías: https://europa.eu/youreurope/citizens/consumers/shopping/guarantees-returns/index_es.htm                                                                                                                                                                                                                                                                                                              

Admin Confianza OnlineMejoras de la normativa europea para simplificar la regulación del Comercio Electrónico

Related Posts