Noticias · News

Objetivos para avanzar en transformación digital

Es un hecho que la transformación digital crece imparable impulsada por cambios económicos, sociales, culturales y gubernamentales. Para comprender en qué estado se encuentra actualmente España, el informe publicado por la CEOE “Plan Digital 2020: La digitalización de la sociedad española” aporta datos sobre los logros alcanzados y los retos pendientes que es necesario abordar para avanzar y consolidar la digitalización nacional.

Como facilitadores de este proceso, las redes de banda ancha, el cloud computing, el desarrollo del Internet de las Cosas, el Big Data y la Inteligencia Artificial favorecen la innovación. En el lado opuesto, los frenos son la resistencia al cambio que todavía hay en algunos ámbitos empresariales y sociales, la dificultad para garantizar la seguridad digital y la protección de datos y el complicado equilibrio entre la regulación y el desarrollo digital para crear normas que se adapten con rapidez a los cambios tecnológicos.

Medidas de impulso para la digitalización

Con el objetivo de incrementar la digitalización, el análisis señala en qué áreas se deben aplicar medidas:

A nivel de educación: para formar y crear talento digital, adaptando la enseñanza a un mercado laboral con nuevos puestos de trabajo para los que se requiere más especialización. En este proceso, los planes educativos deberán aplicar el uso de las nuevas tecnologías e integrar planes de formación continua.

A nivel corporativo: para fomentar y promover el emprendimiento a través de la digitalización de procesos y trámites que optimicen la gestión empresarial.

Además, como proyectos y recomendaciones, el análisis plantea:

– Desarrollar un Programa Nacional de Transformación Digital que incorpore tecnologías para la automatización de procesos;
– Impulsar la conectividad a nivel nacional con el objetivo de facilitar el acceso de todos los españoles a la banda ancha de alta velocidad;
– Redefinir un marco regulatorio que garantice el crecimiento del ecosistema digital y del Ecommerce transfronterizo a través de normas europeas que homogenizan aspectos fiscales y de medios de pago;
– Incentivar la producción de contenidos digitales;
– Desarrollar planes que refuercen las medidas de ciberseguridad, en base a la conocida como Directiva NIS, combinándolos con un Plan Nacional de Concienciación y Comunicación sobre Ciberseguridad dirigido a Pymes;
– Concretar las medidas del Reglamento ePrivacy para reforzar la protección de datos, evitar duplicidades con el RGPD y especificar importantes medidas sobre comunicaciones electrónicas, dispositivos de almacenamiento, cookies y seguridad de redes, entre otras áreas;
– Integrar la tecnología digital en el sector financiero y bancario, principal promotor de la transformación digital de la economía y la industria;
– Fomentar la movilidad sostenible y la introducción del vehículo conectado y autónomo;
– Definir una estrategia de salud digital basada en la investigación, el desarrollo y la innovación para crear sistemas de asistencia inteligentes;
Estimular la eficiencia energética a través del uso de las tecnologías digitales para generar redes de climatización inteligentes y favorecer el aprovechamiento tecnológico de las fuentes de energía;

El plan digital de España

Para aplicar todas estas recomendaciones, el nuevo gobierno ha creado una Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que dirige Nadia Calviño.

Dentro de estas áreas, el ejecutivo ya trabaja en la creación de diferentes Estrategias y Planes Nacionales de digitalización en sectores como la salud, las infraestructuras, el turismo, la formación y la digitalización de la Administración Pública y del sector empresarial, especialmente las PYMES, entre otras medidas.

La importancia de la Confianza Digital

La confianza digital de los ciudadanos es el punto clave para consolidar la transformación digital de un país. En este contexto, se debe garantizar la privacidad (facilitando que los usuarios controlen en todo momento sus datos personales), la transparencia (para diferenciar de forma clara entre información y publicidad y explicar con claridad y un lenguaje comprensible las condiciones legales de compras y contrataciones) y la seguridad de las transacciones electrónicas.

Por último, la responsabilidad de alcanzar un desarrollo digital sostenible es fundamental para conseguir un equilibrio entre los avances de la digitalización y el respeto a los derechos de los ciudadanos. En este sentido, la primera fase que se debe superar es la inclusión digital de toda la sociedad para asegurar su acceso a Internet, eliminando cualquier brecha geográfica, cultural, generacional o de género.

Admin Confianza OnlineObjetivos para avanzar en transformación digital

Related Posts